¿Eres profesional de la salud? ¿Buscas la mejor alternativa para tu paciente? Esto te interesa

centro de dolor de pecho e infarto agudo

 

Un infarto debe atenderse
por lo menos en 90 min,
nosotros lo hacemos en 70

Centro de dolor de pecho e infarto agudo TecSalud

La velocidad de reacción es la clave.

 

Nos especializamos en la identificación, diagnóstico y atención integral de pacientes con padecimientos cardíacos.

Combinamos al mejor equipo mutidisciplinario y guías clínicas internacionales, para diagnosticar si es un problema cardíaco en menos de 10 minutos y salvar la vida del paciente.

#1 en Cardiología en México

Ranking Expansión 2023

Mejores Hospitales del mundo

Newsweek 2023

logos-ranking

Generalidades

Conoce más sobre el dolor de pecho e infarto agudo

Aunque el dolor de pecho no siempre significa un infarto, es importante recibir atención médica inmediata para evitar cualquier complicación de salud.

El ataque cardíaco, también conocido como infarto al miocardio, se produce cuando se bloquea o se reduce gravemente el flujo de sangre que va al corazón.

Por lo general, la obstrucción se debe a una acumulación de grasa, colesterol y otras sustancias en las arterias del corazón. Los depósitos de grasa que contienen colesterol se llaman placas. El proceso de acumulación de placas se llama ateroesclerosis.

A veces, una placa puede romperse y formar un coágulo que bloquea el flujo de sangre. La interrupción del flujo de sangre puede dañar o destruir una parte del músculo cardíaco.

Si se produce un infarto, es necesario recibir tratamiento de inmediato y acudir a emergencias lo más pronto posible para evitar la muerte.

Los síntomas de un infarto suelen variar. En algunas personas, son leves, otras tienen síntomas graves. 

Los síntomas más frecuentes son:

  • Dolor en el pecho que puede sentirse como presión, opresión, dolor, o sensación opresiva o de dolor.
  • Dolor o molestias que se propagan al hombro, brazo, espalda, cuello, mandíbula, dientes o, a veces, a la parte superior del abdomen.
  • Sudor frío

  • Falta de aire
  • Fatiga
  • Acidez estomacal o indigestión
  • Aturdimiento o mareos repentinos
  • Náuseas

Las mujeres pueden tener síntomas atípicos, como dolor punzante o breve en el cuello, el brazo o la espalda. A veces, el primer síntoma de un infarto es un paro cardíaco repentino.

Algunos ataques cardíacos se producen de repente, pero muchas personas tienen signos y síntomas de advertencia horas, días o semanas antes. El dolor en el pecho o la presión que persiste y no desaparece con el descanso puede ser un signo de alarma temprano. La angina de pecho es el resultado de un descenso temporal del flujo sanguíneo hacia el corazón.

Busca ayuda de inmediato si crees que estás teniendo un ataque cardíaco.

  • Edad. Los hombres mayores de 45 años y las mujeres mayores de 55 años tienen una mayor probabilidad de tener un infarto que las personas más jóvenes.
  • Consumo de tabaco. Se incluye fumar y la exposición por largo tiempo al humo de segunda mano. 
  • Presión arterial alta. Con el tiempo, la presión arterial alta puede dañar las arterias que conducen al corazón. Cuando la presión arterial alta se produce junto con otras afecciones, como la obesidad, el colesterol alto o la diabetes, aumenta aún más el riesgo.
  • Niveles elevados de colesterol o triglicéridos. Es muy probable que un nivel alto de colesterol estreche las arterias. Un nivel alto de ciertas grasas en la sangre, denominadas triglicéridos, también aumenta el riesgo de sufrir un infarto. 

  • Obesidad. Está asociada con la presión arterial alta, la diabetes, niveles altos de triglicéridos o colesterol malo y niveles bajos de colesterol bueno.
  • Diabetes. Los niveles de glucosa sanguínea aumentan cuando el cuerpo no produce una hormona denominada insulina o cuando no puede usarla correctamente. 
  • Síndrome metabólico. Este síndrome combina, al menos, tres de estas características: cintura ensanchada (obesidad central), presión arterial alta, niveles bajos de colesterol bueno, niveles bajos de triglicéridos y niveles altos de glucosa sanguínea. El síndrome metabólico hace que seas dos veces más propenso a tener una enfermedad cardíaca que las personas que no tienen este síndrome.
  • Antecedentes familiares de infarto. Si tu hermano, hermana, uno de tus padres o tus abuelos han tenido un infarto a una temprana edad (antes de los 55 años), puedes correr mayor riesgo.
  • Falta de ejercicio. El estilo de vida sedentario está relacionado con mayor riesgo de sufrir ataques cardíacos. Hacer ejercicio de forma regular mejora la salud del corazón.
  • Dieta no saludable. Llevar una dieta con alto contenido de azúcar, grasas animales, alimentos procesados, grasas trans y sal aumenta el riesgo. Come mucha cantidad de frutas, verduras, fibra y aceites saludables.
  • Estrés. El estrés emocional, como la ira extrema, puede aumentar el riesgo de tener un infarto.
  • Antecedentes de preeclampsia. Esta afección también provoca presión arterial alta durante el embarazo y aumenta el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca alguna vez en la vida.
  • Enfermedad autoinmunitaria. Las afecciones como la artritis reumatoide o el lupus pueden aumentar el riesgo de tener un infarto.

Cualquier dolor de pecho es un infarto hasta no demostrar lo contrario.

Al llegar a Emergencias del Hospital Zambrano Hellion TecSalud se activa el código SICA, en el cual un grupo de especialistas se coordinan entre sí de manera inmediata para realizar las pruebas necesarias para identificar la situación del paciente y, en caso necesario, destapar la arteria obstruida del corazón en menos de 70 minutos.

Las pruebas de diagnóstico de un infarto son:

  • Electrocardiograma (ECG): registra las señales eléctricas a medida que se desplazan por el corazón. Se colocan parches adhesivos (electrodos) en el pecho, en los brazos y las piernas. Las señales se registran como ondas y se muestran en una pantalla. Un electrocardiograma puede mostrar si estás teniendo o has tenido un infarto.
  • Análisis de sangre: algunas proteínas cardíacas se filtran lentamente a la sangre después del daño ocasionado por un infarto. 
  • Radiografía de tórax: la radiografía de tórax muestra la condición y el tamaño del corazón y los pulmones.

  • Ecocardiograma: esta prueba puede mostrar el flujo sanguíneo a través del corazón y las válvulas cardíacas, puede ayudar a identificar si un área del corazón está dañada.
  • Cateterismo coronario (angiografía): se introduce una sonda larga y fina (catéter) en una arteria, generalmente en la pierna, y se guía hasta llegar al corazón. El tinte fluye a través del catéter para ayudar a que las arterias se vean más claramente en las imágenes realizadas durante la prueba.
  • Tomografía computarizada o resonancia magnética: estas pruebas generan imágenes del corazón y el pecho. Pueden ayudar a mostrar la gravedad del daño cardíaco.

Cada minuto que pasa después de tener un infarto, se daña o muere más tejido cardíaco. Es muy importante que la persona sea tratada de urgencia para corregir el flujo sanguíneo y restablecer los niveles de oxígeno. Se administra oxígeno inmediatamente. 

El tratamiento específico para el ataque cardíaco depende de si la obstrucción del flujo sanguíneo es parcial o total.

Los procedimientos para tratar un infarto son:

  • Angioplastia coronaria y colocación de stents: este procedimiento se realiza para abrir las arterias cardíacas obstruidas.
    Durante la angioplastia, el médico cardiólogo guía una sonda (catéter) fina y flexible hasta la parte estrechada de la arteria cardíaca. Se infla un pequeño globo para ayudar a ensanchar la arteria obstruida y mejorar el flujo sanguíneo.
  • Cirugía de bypass de las arterias coronarias: esta es una cirugía a corazón abierto. El cirujano toma un vaso sanguíneo sano de otra parte del cuerpo para crear una nueva vía para la sangre en el corazón. 

Posterior al procedimiento, el médico indicará el tratamiento a seguir, entre los que destacan:

  • Administración de medicamentos de acuerdo a cada paciente.
  • Rehabilitación cardiaca.

Expertos en el cuidado de tu corazón

 

Brindamos la atención completa y atendemos cualquier dolor de pecho e infarto

Prevención ante factores de riesgo

Prevención ante factores de riesgo

Rehabilitación cardíaca

Rehabilitación cardíaca

Procedimientos y cirugías avanzadas

Procedimientos y cirugías avanzadas

Dispositivos que salvan vidas

Dispositivos que salvan vidas

Contáctanos, estamos para atenderte

recursos para pacientes

¿Recientemente fuiste tratado por infarto y no sabes cómo cuidarte?

Hoy puedes hacer cambios en tus hábitos de salud para mejorar tu calidad de vida y cuidar tu corazón.


Tú tienes el control de tu bienestar. 

escuchamos

 

Agenda tu cita con nuestros expertos.

Déjanos tus datos y en breve te contactaremos para darle seguimiento a tu solicitud.