¿Eres profesional de la salud? ¿Buscas la mejor alternativa para tu paciente? Esto te interesa

centro de arritmias

 

Somos especialistas en el ritmo de tu corazón, con amplia experiencia para atender casos complejos

 

Centro de Arritmias TecSalud

Investigación e innovación a tu alcance.

 

Enfocados en el diagnóstico y tratamiento de las arritmias cardíacas y las enfermedades del sistema eléctrico del corazón, nuestros médicos especialistas en electrofisiología cardíaca cuentan con amplia experiencia para atender casos complejos.

#1 en Cardiología en México

Ranking Expansión 2023

Mejores Hospitales del mundo

Newsweek 2023

logos-ranking

Generalidades

Conoce más sobre las arritmias

Una arritmia es una alteración del ritmo cardiaco. Este se divide en dos fases: diástole, el músculo cardiaco se relaja y la cavidad se llena de sangre, y sístole, el músculo se contrae y expulsa la sangre al torrente circulatorio, manteniendo el flujo sanguíneo y la presión arterial.

Este proceso ocurre de manera regular y rítmica, regulado por un sistema eléctrico. Cuando se altera ese sistema, aparecen las arritmias o trastornos del ritmo cardiaco.

Existen dos grandes grupos de arritmias, las arritmias lentas o bradiarritmias y las arritmias rápidas o taquiarritmias. También se consideran arritmias los latidos prematuros o extrasístoles. Por su repetición, se pueden dividir en crónicas (permanentes) o paroxísticas (ocasiones puntuales).

Es muy importante el diagnóstico correcto del tipo de arritmia que presenta el paciente para establecer el tratamiento más adecuado en cada caso.

Existen arritmias cardíacas que pueden ser “silenciosas” y no ocasionar ningún síntoma. Un médico puede identificar los latidos irregulares del corazón mientras te examina por alguna otra razón de salud.

En general, los síntomas de las arritmias incluyen:

  • Palpitaciones del corazón.
  • Latidos cardíacos acelerados (taquicardia).
  • Latidos cardíacos lentos (bradicardia).
  • Mareos o aturdimiento.
  • Episodios de desmayos.
  • Dificultad para respirar.
  • Molestias en el pecho.
  • Sudoración excesiva 
  • Debilidad o fatiga.

Algunas de las causas pueden ser daño del músculo cardíaco, alteraciones en la generación o conducción del impulso eléctrico normal. 

Algunas de las causas de los latidos irregulares del corazón (arritmia) incluyen:

  • daño del músculo cardiaco 
  • alteraciones en la generación o conducción del impulso eléctrico normal
  • arterias obstruidas en el corazón 
  • Cambios en la estructura del corazón, como por una miocardiopatía
  • Diabetes
  • Presión arterial alta
  • Infección por el virus de COVID-19
  • Glándula tiroides hiperactiva (hipertiroidismo)
  • Glándula tiroides hipoactiva (hipotiroidismo)
  • Apnea del sueño
  • Determinados medicamentos, incluidos los del resfriado y la alergia, comprados sin receta médica
  • Consumo excesivo de alcohol o cafeína
  • Genética
  • Hábito de fumar
  • Estrés o ansiedad

Si sientes que tu corazón late demasiado rápido o demasiado lento, o que se salta los latidos, agenda una cita con un médico especialista.

Busca ayuda médica inmediata si tienes falta de aliento, debilidad, mareos, desmayos o mareos y dolor o incomodidad en el pecho.

Para diagnosticar una arritmia cardíaca, el médico te hará un examen físico y preguntará sobre tus antecedentes médicos y síntomas previos. Se pueden realizar pruebas para confirmar latidos cardíacos irregulares y buscar afecciones que puedan causar arritmias, como enfermedades cardíacas o enfermedades de la tiroides.

  • Electrocardiograma: registra las señales eléctricas a medida que se desplazan por el corazón. Se colocan parches adhesivos (electrodos) en el pecho, en los brazos y las piernas. Las señales se registran como ondas y se muestran en una pantalla. Un electrocardiograma mide el tiempo y la duración de cada fase eléctrica de los latidos del corazón.
  • Monitor Holter: este dispositivo portátil se puede usar durante un día o más para registrar la actividad de tu corazón mientras realizas actividades rutinarias.

  • Grabador de eventos: este dispositivo portátil se utiliza para detectar arritmias esporádicas. Presionas un botón cuando se presentan los síntomas. Se puede usar un grabador de eventos durante un período más largo (hasta 30 días o hasta que tengas una arritmia o síntomas típicos).
  • Ecocardiograma: en esta prueba, un dispositivo manual colocado en el pecho utiliza ondas sonoras para producir imágenes del tamaño, la estructura y el movimiento del corazón.
  • Monitor subcutáneo: Si tus síntomas son muy poco frecuentes, se te puede implantar un grabador de eventos debajo de la piel en el área del pecho, para registrar continuamente la actividad eléctrica del corazón y detectar ritmos cardíacos irregulares.

Si tu médico no detecta arritmia durante esos exámenes, puede tratar de desencadenar tu arritmia con otros exámenes, los cuales pueden incluir:

  • Prueba de esfuerzo: algunas arritmias se desencadenan o empeoran con el ejercicio. Durante una prueba de esfuerzo, se controla la actividad del corazón mientras haces ejercicio en una cinta de correr o en una bicicleta fija. 
  • Prueba de inclinación: el médico puede recomendar este examen si has tenido desmayos. La frecuencia cardíaca y la presión arterial se controlan mientras estás acostado sobre una mesa. La mesa se inclina como si estuvieras de pie. El médico observa cómo tu corazón y el sistema nervioso que lo controla responden al cambio de ángulo.
  • Estudio electrofisiológico: en esta prueba el médico introduce tubos delgados y flexibles (catéteres) que tienen electrodos en la punta a través de los vasos sanguíneos hasta llegar a diferentes áreas del corazón. Una vez en su lugar, los electrodos pueden trazar un mapa de la propagación de los impulsos eléctricos a través del corazón.
    A veces, un médico cardiólogo usa los electrodos para estimular el corazón y que lata a frecuencias que pueden desencadenar, o detener, una arritmia. Esto ayuda al médico a determinar la ubicación de la arritmia, sus posibles causas y las mejores opciones de tratamiento. Esta prueba también se puede realizar para determinar si una persona con afecciones médicas tiene riesgo de desarrollar arritmias cardíacas.

Algunos tipos de arritmias son inofensivas y no requieren tratamiento, otros tipos pueden ser de riesgo para un ataque cardíaco. Sin embargo, existen otros tipos de arritmias que pueden clasificarse dentro de esos dos extremos. 

Nuestros médicos especialistas determinarán el tipo de arritmia que padeces y el tratamiento ideal para tu caso. 

Un estilo de vida saludable para el corazón puede ayudar a prevenir los daños cardíacos que pueden desencadenar ciertas arritmias.

El tratamiento de las arritmias cardíacas suele ser necesario si los latidos irregulares causan síntomas importantes o si la afección pone en riesgo de sufrir problemas de corazón más graves. 

El tratamiento de las arritmias cardíacas puede incluir: 

Los medicamentos que se utilizan para tratar las arritmias cardíacas dependen del tipo de arritmia y de las posibles complicaciones.

Si tienes fibrilación auricular, es posible que te receten anticoagulantes para prevenir la formación de coágulos sanguíneos.

Es muy importante no automedicarse, consultar y dar seguimiento con un especialista para reducir el riesgo de complicaciones.

Las cuales incluyen maniobras vagales y cardioversión para detener los latidos irregulares.

    • Maniobras vagales: si tienes un ritmo cardíaco muy rápido debido a una taquicardia supraventricular, el médico puede recomendar este tratamiento. Las maniobras vagales afectan al sistema nervioso que controla los latidos cardíacos, lo que a menudo, hace que la velocidad de la frecuencia cardíaca disminuya. 
    • Cardioversión: este método para restablecer el ritmo cardíaco puede realizarse con medicamentos o como procedimiento. Es posible que el médico te recomiende este tratamiento si padeces de un cierto tipo de arritmia, como la fibrilación auricular.

  • Ablación con catéter: en este procedimiento, el médico introduce uno o más catéteres a través de los vasos sanguíneos hasta el corazón. Los electrodos en las puntas del catéter usan la energía del calor o frío para crear cicatrices diminutas en el corazón con el fin de bloquear las señales eléctricas anormales y restaurar un latido cardíaco normal.
  • Procedimiento de laberinto: un cirujano realiza una serie de incisiones en el tejido cardíaco en la mitad superior del corazón (aurículas) para crear un patrón (o un laberinto) de tejido cicatricial. Como el tejido cicatricial no conduce la electricidad, interfiere con los impulsos eléctricos aislados que provocan algunos tipos de arritmia.

 

  • Marcapasos: si los latidos cardíacos lentos (bradicardias) no tienen una causa que se pueda corregir, los médicos suelen tratarlos con un marcapasos porque no hay ningún medicamento que pueda acelerar el corazón de manera confiable.
  • Desfibrilador cardioversor implantable: tiene funciones similares al maracapasos, sin embargo, reconoce un paro cardíaco, evitando la muerte súbita. Este dispositivo detecta una taquicardia o fibrilación ventricular, y realiza una descarga eléctrica interna en el corazón de forma automática. 

Expertos en el cuidado de tu corazón

 

Brindamos la atención completa para el control de arritmias

Prevención ante factores de riesgo

Prevención ante factores de riesgo

Terapias

Terapias

Procedimientos y cirugías avanzadas

Procedimientos y cirugías avanzadas

Dispositivos que salvan vidas

Dispositivos que salvan vidas

Contáctanos, estamos para atenderte

recursos para pacientes

 

¿Fuiste diagnosticado con arritmia?

Hoy puedes hacer cambios en tu estilo de vida y hábitos alimenticios para controlarla. 


Tú tienes el control de tu salud.

 

escuchamos

 

Agenda tu cita con nuestros expertos.

Déjanos tus datos y en breve te contactaremos para darle seguimiento a tu solicitud.